LAS CORTINAS DE HUMO DE METROAGUA EN SU CARTA ABIERTA


Por. Víctor Garavito

La multinacional española, Metroagua S.A, filial de Inassa, desestimó hoy las justa reclamaciones de la comunidad samaria frente a la pésima prestación del servicio de alcantarillado y saneamiento básico, al calificarlas como “innecesarias manifestaciones públicas”. De esta forma, la entidad desconoció el derecho constitucional que le asiste a los colombianos a la protesta pacífica.

Así lo afirmó su Gerente General, Luis José Londoño Arango, en una carta abierta dirigida al Alcalde de Santa Marta (Ver Documento), Rafael Alejandro Martínez; en la misiva, Metroagua intenta nuevamente desviar la atención de las verdaderas causas de los padecimientos de las comunidades de Santa Marta y de las permanente afectaciones a su salud por un servicio de agua que no es apta para el consumo humano. Pero, va mucho más allá cuando manifiesta que “no es necesario el empleo de la fuerza, ni recurrir a campañas de desinformación o desprestigio o marchas inducidas”.

De esta manera, Metroagua S.A, le miente a la ciudad al llamar “desinformación” a la verdad cuando la evidencia pulula y “desprestigio” a una realidad que durante los últimos 28 años han soportado estoicamente los samarios. Esta cortina de humo, empleada por su gerente Luis José Londoño Arango, es el reflejo de las peores prácticas políticas de un país inmerso en la corrupción de su clase política; la misma que en el 1996, 1997, 2000 y 2002 (Ver Caso Metroagua), modificaron las condiciones del contrato inicial, solo para beneficiar a la multinacional; es decir, cada nueva Administración Distrital que llegaba le mejoraba las condiciones a la empresa española, en contra de los intereses colectivos de sus ciudadanos y el patrimoniode los samarios.

Igualmente, cuando Londoño Arango, se refiere a que “no es necesario el empleo de la fuerza”, confunde el derecho constitucional a la protesta, pero además, equipará a los samarios como una caterva de vándalos de la peor clase y se anticipa a los hecho, con el fin de crear pánico, intimidar y producir miedo al interior de los ciudadanos. Estrategia nada nueva, muy empleada para descalificar y, tal vez, desacreditar, como intenta hacerlo con el exalcalde Carlos Eduardo Caicedo Omar, Fuerza Ciudadana y quienes solo buscan expresar su descontento frente a esta entidad. Y, aprovecha para dejar en el imaginario cierta posibilidad de la presencia de infiltrados pagos, [quien sabe por quien] para promover el caos, en lo que hay que estar atentos.

Sin embargo, el señor Luis José Londoño Arango olvida la historia de cómo se configuró y se produjo el adefesio jurídico que propició la actual situación de deterioró el patrimonio de la ciudad; además, todas las irregularidades que han hecho de Metroagua lo peor de Santa Marta. Pero, a lo que no se refiere la carta es a los distintos artilugios jurídicos con los que han buscado dilatar la entrega, en los últimos seis(6) años, de lo que le pertenece a los samarios.

Por estas razones, el Alcalde Rafael Alejandro Martínez, le salió al paso a la carta abierta de Metroagua S.A. ESP y expidió un contundente comunicado a la opinión pública donde le garantiza a los ciudadanos de Santa Marta su derecho constitucional a la protesta pacífica.

Fotografía: ©Oficina de Prensa del Distrito de Santa Marta, febrero del 2017.

No hay comentarios